lunes, 6 de enero de 2014

Un nuevo museo para el Inca Garcilaso de la Vega

Una interesante publicación de el Diario Córdoba.

El embajador de Perú en España, Francisco Eguiguren, resaltó las figuras del Inca Garcilaso y de San Francisco Solano durante la reapertura oficial de la Casa del Inca, tras los trabajos de ampliación de la zona museística que ha llevado a cabo en los últimos meses el Area de Cultura del Ayuntamiento de Montilla.

Siguiendo los pasos del también diplomático peruano Raúl Porras Barrenechea, "descubridor" junto a José Cobos de la vivienda en la que moró durante tres décadas Gómez Suárez de Figueroa, el representante del país andino conoció las nuevas estancias que el Consistorio ha recreado y las que se han mejorado, como el despacho, la biblioteca o la cocina.

"Volver a reinaugurar esta casa en un contexto nuevo es un hecho importante para los montillanos", reconoció el alcalde de la localidad Federico Cabello de Alba, quien no sólo destacó "lo que significa el Inca Garcilaso para Montilla" sino, también, lo que la ciudad representó para el propio escritor, considerado uno de los más grandes cronistas de América y uno de los mejores prosistas del renacimiento hispánico.

"El Inca Garcilaso es un patrimonio común que tenemos con los peruanos y que nos hermana de forma definitiva", declaró el regidor montillano, que estuvo acompañado por representantes de todos los grupos de la Corporación municipal.

Por su parte, Francisco Eguiguren --que hasta diciembre del 2011 ocupó la cartera de Justicia del presidente Ollanta Humala- agradeció la hospitalidad con la que fue recibida en Montilla la delegación peruana, no sin antes reconocer que la localidad de la Campiña Sur es "uno de los lugares más emblemáticos de España" para los nacionales del país andino.

"Estoy seguro de que esta visita va a servir para retomar un contacto más activo y podamos contribuir a que estos vínculos sean mucho más vivos y actuales", apuntó Eguiguren, quien no olvidó mencionar al patrón de la localidad, San Francisco Solano que, junto con el Inca, "son un puente entre nuestras dos culturas".

Situada en pleno centro histórico de Montilla, la Casa del Inca perteneció en su origen al capitán Sebastián Alonso de Vargas, que durante treinta años acogió a su sobrino, el cronista peruano Gómez Suárez de Figueroa.

El inmueble fue localizado en los años cincuenta por el investigador y diplomático peruano Raúl Porras Barrenechea, con la ayuda del escritor y bodeguero montillano José Cobos, y adquirido posteriormente por Francisco de Alvear, conde de la Cortina, que lo donó al municipio.

El Ayuntamiento de Montilla ha querido potenciar el carácter museístico de este emblemático inmueble cuyos orígenes se remontan al siglo XVI. Para ello, desde el Area de Cultura se ha contactado con la Municipalidad de Cuzco --ciudad andina en la que nació el escritor en 1539- y con la Embajada de Perú, así como con varios colectivos americanistas, para la cesión de algunos equipamientos.

Con motivo de la reapertura de la Casa del Inca, el Ayuntamiento de Montilla, en colaboración con la Fundación Biblioteca Manuel Ruiz Luque, ha organizado una exposición antológica de libros y documentos relativos a la figura y la obra del autor de Los Comentarios Reales .

La muestra tiene como sede la sala de exposiciones de la renovada casa-museo y cuenta con ediciones princeps de las obras del Inca Garcilaso, así como un nutrido conjunto de estudios sobre su trayectoria histórica y literaria, a cargo de eminentes hispanistas, entre los que destacan Raúl Porras Barrenechea, Aurelio Miró Quesada o José de la Torre y del Cerro. Se exhibe, además, la primera edición de los Diálogos de amor de León Hebreo, en la traducción que publicó el Inca Garcilaso en la capital de España hacia 1590.

"Es este el primer libro que un autor procedente de América escribió en Europa y se muestra, además, en la misma casa donde fue redactado, en el dilatado periodo de tiempo en que el Inca habita en Montilla, junto a su tío, el capitán Alonso de Vargas", destacó el director de la Fundación Manuel Ruiz Luque, José Antonio Cerezo, quien hizo hincapié en que "sucede en muy pocas ocasiones que nos sea posible contemplar una primera edición en su contexto histórico, en el mismo lugar donde fue concebida y escrita".

Asimismo, se exponen otras primeras ediciones de obras que Gómez Suárez de Figueroa escribió en su casa montillana, como La Florida y la primera parte de Los Comentarios Reales , impresa en Lisboa en Lisboa en 1609. "Se muestran también otras ediciones de las obras del inca que corroboran la vigencia de su legado histórico hasta la actualidad", añadió Cerezo.

En otra de las vitrinas se presenta la reproducción fiel de un documento existente en el Archivo Histórico de Protocolos Notariales de Montilla: una carta de finiquito otorgada por el capitán Garcilaso de la Vega al marqués de Priego, en su nombre y en el de Luis de Góngora y Argote. La exposición bibliográfica permanecerá abierta, en la propia Casa del Inca, hasta el 31 de diciembre.

Fuente: Córdoba España
(Todos los créditos a sus autores)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Poco conocida ... Iglesia de La Recoleta del Cusco

Aunque poco conocida y quizás poco relevante para el turismo acostumbrado a visitar los templos mayores de la ciudad imperial, más allá de...