Translate

Sígueme

Buscar este blog

lunes, 5 de diciembre de 2016

Una campana con historia La María Angola

La "Torre del Evangelio" alberga, de acuerdo a una leyenda descrita por Alfonsina Barrionuevo a un príncipe Quechua cautivo, prisionero en una celda cuya entrada se ignora y que el día en que la torre se desplome saldrá en libertad y reunirá a su pueblo restableciendo el Tawantinsuyo, dice además, "Cuando el Terremoto del 21 de mayo de 1950", los venerables taitas de los ayllus aguardaron por semanas la destrucción de la torre que se rajó en tres partes. Fue inútil porque no cayó y fue reconstruida por España. Pero ellos mantienen su esperanza y creen que algún día la predicción se cumplirá". Esa misma torre sostiene la célebre campana mayor de la ciudad "María Angola" que tiene 2.15 metros de altura y pesa 130 quintales (5980 kgs.), fundida en 1659 y que de acuerdo a la tradición su nombre proviene en homenaje a una esclava negra liberta de nombre María originaria de Angola que arrojó al crisol donde se fundía el metal para la campana unas 25 libras de oro y que su sonido era audible hasta Urcos a unos 40 Kms. de la ciudad; hoy la campana está rajada, tiene un sonido ronco y se tañe sólo en ocasiones especiales.

Otra historia más bien de amor que de esclavas libertas dice que María Angola era una adinerada dama, quien tuvo un apasionado romance con un español, quedando embarazada como fruto del mismo. Su padre al enterarse reto a duelo a este en cual perdió la vida, repentinamente el personaje español de la historia partió a su patria prometiendo regresar a su esposa, pero pereció durante la travesía. Tras este trágico desenlace María Angola decide donar todas sus joyas de oro y piedras preciosas  e ingresar al convento de Santa Teresa para que con ellas se fundiera la campana como símbolo de devoción a la Virgen María.

Otra leyenda urbana contaba que el badajo de la campana estaba hecho de oro macizo y que con el pasar de los siglos había ido dañándose y rompiéndose en pedazos, tambien se dice que los curas guardaban todavía estos pedazos en cajas en la catedral pero que desaparecieron sin saberse nada de los mismos.

Después del terremoto de 1950 la campana se cayó con parte de la torre y quedó rajada, es por ello que en el Cusco no se puede escuchar su tañir como antaño o como es cada una de sus historias religiosas de la colonia, hoy se toca pero emite un ruido seco y casi ahogado característico que conocemos todos los que nacimos despues de los años 50's ese ruido ronco que estremece tanto a los fieles en cada una de las proseciones del Señor de los Temblores patrono jurado de la ciudad del Cusco más conocido como el Taytacha de los Temblores.
 
Una historia dice que el día que nuestra María Angola vuelva a sonar nuevamente como en la colonia ocurrirá un terremoto como el de 1950 que destriría a la ciudad.



Fotos de Internet todos los créditos a sus autores María Angola

Visita mi blog sobre la catedral del Cusco
http://catedralcusco.blogspot.pe/


No hay comentarios:

Publicar un comentario

La historia de Faustino Espinoza Navarro el escritor olvidado del Guión del Inti Raymi y primer Inca de esta festividad

No existe mayor motivación en la vida que hacer lo que uno ama, su ciudad, su cultura su lengua natal o sus ancestros, este es el caso de ...