Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2014

Fotos antiguas del Qorikancha

Imagen
Dos preciosas foto del año 1906 -1909 del Museo de Peabody de la Universidad de Harvard, son muy interesantes especialmente la segunda ya que se aprecia como era esta parte del templo antes del terremoto de 1950 donde claramente se aprecia la superposición de ambas culturas la Inca y la Hispana, los conquistadores impusieron la fe católica en América sobre los conquistados, no hay mayor ejemplo de esto como el Templo de Santo Domingo donde se construyó sobre un primitivo altar Inca (el muro semi-circular) y se colocó el altar mayor católico del templo. Luego del terremoto de 1950 el templo fue severamente dañado y al momento de su reconstrucción se decidió alejar la estructura del templo unos metros para poder apreciar el muro Inca por dentro, así mismo la baranda que se observa sobre el muro Inca no fue repuesta sobre el muro Inca. 

Rincones cusqueños Calle Miracalcetas

Imagen
Foto del Museo de Peabody de la Universidad de Harvard 1906-1909
Cusco esconde entre su centro colonial hermosas calles y rincones poco conocidos quizás como es el caso de la calle Miracalcetas la misma que da acceso a la calle Carmen Bajo y se atribuye su nombre posiblemente ya que desde la Calle Tullumayo se puede apreciar la cuesta que sube hasta una antigua fuente de agua de la época colonial que tiene origen en posibles canalizaciones incas. Esta foto muestra a un hombre cargado el agua que ha almacenado en sus barriles para transportarla, bellos detalles de la majestuosa ciudad del Cusco.

Silleria del Coro de San Francisco

Imagen
Quienes hayan tenido la suerte y digo esto último por que en realidad hoy en día hay que tener suerte para conocerla y más para fotografiarla, sabrán y estoy seguro coincidirán conmigo que se trata de una de las más hermosas obras del arte del tallado del barroco del Cusco, lamentablemente en la actualidad la protege celosamente un oscuro personaje sirviente de la orden de los Franciscanos quién se presume de guía del recorrido del convento, yo para poder entrar tuve que prácticamente rogar por ello con boleto de ingreso ya pagado en mano, y no se me permitió tomar ninguna foto, y además se me exigió un pago extra más caro que el boleto turístico mismo. Pero me molesta que si sean bienvenidos los turistas del Hotel Monasterio a quienes se les permite visitar el convento con música de violines, a la luz de las velas y con banquetes servidos solo para los extranjeros. Vaya voto de pobreza que hacen los padres Franciscanos en lugar de difundir la historia y la cultura de la ciudad del C…