jueves, 2 de enero de 2014

Cusco se opone a redistribuir recursos del canon gasífero

(Todos los créditos a sus autores La República)


EN ALERTA. Tras anuncio de presidente Humala que planteará proyecto para cambiar esquema distributivo de dinero, autoridades y líderes de Cusco rechazan propuesta. Paradójicamente en Cusco, pese a tanto dinero, la pobreza y desnutrición no disminuye.
José Víctor Salcedo.

Cusco.

El gobierno del presidente Ollanta Humala Tasso está decidido a cambiar el esquema distributivo del canon que genera la explotación del gas de Camisea. En la última entrevista brindada a dos medios televisivos, sostuvo que planteará al Congreso una iniciativa legal para conseguir la redistribución. 

Humala no ve con buenos ojos que ese dinero se quede en pocas manos. Consideró ilógico que algunos distritos o provincias posean más recursos que un Gobierno Regional. Se refirió al caso del distrito de Echarate, en la provincia de La Convención, que -según Humala Tasso- tiene más de mil millones de soles en el banco.

Criticó que la autoridad edil no sepa qué hacer con el presupuesto, mientras que las comunidades del Bajo Urubamba viven “como en la edad de piedra”. En esa localidad, desde que empezó a explotarse el hidrocarburo, la pobreza y desnutrición infantil se acentuaron (ver infografía). 

FORTUNA MAL UTILIZADA

Cusco recibe una fortuna de presupuesto proveniente del canon gasífero. A las cuentas del Gobierno Regional y municipios ingresan en promedio dos millones de dólares por día. Esta partida representa el 50% del Impuesto a la Renta (IR) que paga el Consorcio Camisea al Estado por la extracción del gas, ubicado en el distrito de Echarate, provincia de La Convención.

La bonanza económica para la región imperial empezó a acentuarse desde el 2004, año de inicio de la extracción del yacimiento. Antes solo se beneficiaba del canon minero por la extracción de cobre en Espinar y transferencias por otro tipo de partidas.

Desde el inicio del proyecto, el Consorcio Camisea ha entregado al país un acumulado de US$ 6,086.2 millones en regalías. A Cusco le ha correspondido la mitad. 

El millonario presupuesto se concentra principalmente en la provincia de La Convención y el Gobierno Regional. Sin embargo, pese a tanta bonanza, la pobreza y desnutrición crónica no ha variado en la región. Sigue superando ampliamente el promedio nacional. 

En Echarate, que recibe entre 500 y 800 millones de soles de canon cada año, las necesidades insatisfechas son numerosas. Persiste la carencia de servicios básicos (agua, desagüe, luz, salud, educación, transporte, entre otros).

En el Bajo Urubamba donde se halla el yacimiento, en el 2000, cuando aún no había empezado el proyecto Camisea, la desnutrición era de 54%. Ahora subió en 21 puntos porcentuales (75%) y la pobreza en 15%.  

OPOSICIÓN 

En Echarate y toda La Convención, la posibilidad de distribuir el canon gasífero ha sido rechazada por todas las autoridades. Ni siquiera admiten una redistribución dentro de la región Cusco.

Para el congresista Hernán de la Torre, la redistribución del canon iría en contra de la Constitución Política. Recordó que el artículo 77 señala que corresponde a las localidades donde se explotan recursos recibir una compensación adecuada de los ingresos y rentas obtenidas por la explotación de los recursos naturales en cada zona en calidad de canon.

En tanto, el excongresista Oswaldo Luizar refuerza esa posición. “Es un asunto de principios, no se puede ir en contra del Estado de Derecho. Debe haber una respuesta rápida en contra de esa propuesta”.

Ambos, sin embargo, reconocen que hay deficiencias en el uso de los recursos. “Debemos mejorar el marco legal para hacer un uso efectivo del canon. Puede disponerse que el dinero sea usado no solo para obras, sino también para programas sociales locales”, indica Luizar. 

CLAVES

Los municipios, reconoce Oswaldo Luizar, no han sabido invertir con eficiencia el dinero del canon gasífero para mejorar las condiciones de vida de la población. 

Sin embargo, agrega, “eso no puede ser una excusa para quitar algo que está dado en leyes”. 

El Programa de Desarrollo y Mitigación de Impactos en la Cuenca del Urubamba revela que las cifras de pobreza en esa zona de Cusco, en lugar de disminuir, se han incrementado.

Fuente; La República
(Todos los créditos a sus autores)

1 comentario:

  1. Es increible como algunos zanganos elevan su voz a lo alto cuando ven con preocupación que sus intereses están en juego, es obvio que hay una corrupción terrible en Echarate, y es obvio además que es necesario redistribuir estos ingresos percibidos por el canon gacifero. A que se oponen? no sera a ver mellados sus propios intereses personales de corrupción. Ollanta tiene una buena intensión en esto, pero tampoco se puede pasar por encima de la constitución política del Perú.

    ResponderEliminar

Poco conocida ... Iglesia de La Recoleta del Cusco

Aunque poco conocida y quizás poco relevante para el turismo acostumbrado a visitar los templos mayores de la ciudad imperial, más allá de...