Translate

Sígueme

Buscar este blog

jueves, 1 de septiembre de 2011

Murió el organista más antiguo de la Basílica Catedral de Cusco

Sus restos serán velados en la sala Pisac del Centro de Convenciones de la Municipalidad del Cusco.
El deceso ocurrió a la una de la mañana, como consecuencia de una complicación hepática broncopulmonar.

Ricardo Castro Pinto, dejó de existir a los 95 años. También fue el más proficuo compilador de los villancicos cusqueños en quechua.

A la edad de 95 años dejó de existir, en la ciudad del Cusco, el maestro Ricardo Castro Pinto, el más proficuo compilador de los villancicos cusqueños en quechua y el principal organista de la Basílica Catedral, cargo que ejerció desde 1943.

La información fue confirmada por su hijo, el profesor Daniel Castro Irrarazábal, director del Colegio Nacional de Ciencias, quien precisó que el deceso ocurrió a la una de la mañana, como consecuencia de una complicación hepática broncopulmonar que lo había postrado en su vivienda, en los últimos días.

Los restos del maestro Ricardo Castro Pinto, quien en el año del 2010 recibió la designación de Personaje de Nuestra Tierra de RPP en el Cusco, serán velados desde las 14:00 horas en el salón Pisac de la municipalidad provincial.

La pérdida de quien fuera el segundo inca de la escenificación del Inti Raymi en el Cusco, ha llenado de tristeza los círculos de artistas, intelectuales y personalidades, quienes reconocen en Ricardo Castro, un personaje considerado como Patrimonio Cultural Viviente por su incansable labor en difundir la música y la cultura regional.

Lea más noticias de la región Cusco.

Fuente: RPP

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El cabildo del Cusco y su filiación con el antiguo Claustro Agustino

La actual Municipalidad de la ciudad imperial fue alguna vez el antiguo local del Cabildo español de la ciudad pero del antiguo cabild...

Datos personales

Mi foto
Lima, Lima, Peru
Jorge Sosa Campana, Cusqueño y Cusqueñista de profesión Ingeniero de Sistemas amante de la historia y fotógrafo.