Historia de la Calle Vitoque (Callejón Maldito)


La Casa y el Balcón del Callejón Maldito



Es curioso pero tuve la oportunidad de conocer en mi niñez la casona de la cual cuenta la historia de esta tradición, ya que cursaba la primaria en el Colegio Salesianos del Cusco y un profesor amigo de mi padre cuyo nombre mantendré en reserva vivía en esa casona alquilando ambientes junto con su familia con los que jugué de niño en el patio de dicha casona y sus pasadizos, este profesor me daba clases de matemáticas de reforzamiento. Nunca pensé ni pasó jamás por mi mente de niño la macabra historia que allí sucedió siglos atrás ni el tan triste suceso y desenlace del mismo.

Cuenta una tradición que esta calle fue conocida como el "Callejón Maldito" por haber sido escenario de un crimen en la época del Obispo del Cusco Fray Luis Solano.

En una de sus casonas españolas vivió una hermosa mujer llamada Angelina Gaitan quien estuvo casada con un hombre mucho mayor que ella de nombre Venancio Uriona quién tenía 74 años frente a los apenas 25 de su esposa, aunque vivían muy apenados por que no podía concebir un hijo de dicho marido.

Uriona acaudalo hombre después de casarse con la bella joven decidió mudarse a su hacienda Chamancalla en Anta por temor a que se pudieran fijar en ella algún joven apuesto ya que se dice que las malas lenguas decían "Al que se casa con mujer bonita. El miedo al reemplazo no se la quita". Tras un tiempo quedó embarazada y ya con su primogénito en brazos regresó luego a su casa en el Cusco.

Al día siguiente de su llagada don Venancio fue a buscar a uno de sus más grandes amigos don Samuel Guadaira a quién eligió como padrino de su hijo, en el momento que Samuel vio a Angelina quedó prendado y aceptó gustoso el compadrazgo. Después del bautizo llegaría una carta de Sicuani indicando la necesidad de la presencia de Don Venancio ya que iba recibir una cuantiosa suma por cuenta de una vieja deuda que se le tenía y que si no la cobraba pues quizás no la podría recuperar.

Samuel fue el primero en enterarse y se comidió solapadamente a acompañar a su compadre ya que al tratarse de dinero corría peligro así mismo sugirió llevar un revólver por su seguridad, los dos compadres partieron a Sicuani llegando hasta Checacupe donde les cayó la noche pidiendo hospedaje al párroco quién gustoso los recibió indicandoles además que el día anterior habían asesinado a un comerciante de Puno con una gran suma de dinero en las alforjas y se buscaba al responsable.

Al día siguiente Samuel se excuso con Venancio argumentando que había dejado una diligencia muy importante por realizar en el Cusco lamentando no poder acompañarle en el resto del viaje, dado que Sicuani estaba cerca Uriona no tuvo problemas y vió partir a Samuel pero este antes de retornar al Cusco hizo llegar una carta de manera anónima a la comisaría del lugar. En la carta se daba a conocer que Uriona era el asesino del comerciante puneño el mismo que se encontraba en Sicuani, la policía lo detuvo con el dinero de la deuda y con un revólver, el hombre trató de defenderse nerviosamente con sus argumentos pero nadie le creyó llevándolo al calabozo y siendo sentenciado a cadena perpetua.

La tradición cuenta que fueron los ojos negros de Angelica los causantes de la maldición de Samuel el cual urdió su plan para quedarse con ella llegando hasta el insomnio, tras llegar al Cusco fue a visitar a la mujer y a su ahijado encontrándose muy apenada por la ausencia del marido y un niño lloroso por la ausencia de su padre, le dió la terrible noticia sobre su esposo en Sicuani y se ofreció a cuidar de ellos, visitandola desde ese entonces cada Domingo llevando regalos siempre aunque ella no se daba cuenta de sus intenciones.

En el cumpleaños de Angelina Samuel trató de consolarla diciéndole que ya era tiempo de dejar de lado su soledad con el refrán "A rey muerto rey repuesto" ofreciéndole matrimonio y poniendo a su disposición todo su patrimonio y su tienda ubicada en la plaza de armas del Cusco. A lo cual Angelina le responde que lo que el dice son blasfemias y absurdos por que estaban unidos por el sagrado lazo del compadrazgo. Samuel quedó helado pidiendo las disculpas del caso y diciendo que vería por ella siempre y por el niño también. El compadre aprovechó en darle un brebaje aprovechando que estaba muy cansada dejándola profundamente dormida y así poder seguir con su horrible plan, sin reparos asfixió a la criatura con una almohada. Al día siguiente la madre despertó con el horrible cuadro de su niño muerto a su lado, tras el llanto y al congoja no acudió otro que Samuel y al ver la escena indicó que al dormir pudo haber aplastado a la criatura asfixiandola, haciéndole llegar  la triste noticia a Venancio en la cárcel de la muerte de su único hijo.

Toda esta historia no tardó en ser parte de la comidilla de la gente en el barrio y en todo el Cusco donde ya se hablaba que Angelina vivía una vida de convivencia con Samuel su compadre, ya que este tras estar con ella todos los días en su dolor se fue ganandola poco a poco.

Pero el destino sería otro para estos personajes, en Sicuani un nuevo robo y asesinato cometidos permitieron atrapar al verdadero asesino conocido como Aniceto Misme un año después de la muerte del hijo de Don Venancio, el criminal confesó además ser el autor del asesinato y robo del comerciante puneño que fue causal de la condena de Uriona, quien fue puesto en libertad inmediatamente. Llegado al Cusco Uriona llegó a su casa en la noche sorprendiendo a su esposa llevando en brazos a un recién nacido quién era hijo nada menos que del malvado Samuel fruto del adulterio con su esposa.

Uriona totalmente encolerizado la insultó con los más terribles insultos por su infamia y ruindad, ella pedía auxilio gritando: ¡Auxilio, Samuel, que ya me quiere matar este viejo asesino!. Samuel irrumpió en la alcoba en momentos que Uriona arrastraba por los cabellos a Angelina, y con toda la fuerza de su juventud lo tomó por la espalda lo levantó  y sin decir ni una palabra lo lanzó a la calle por el balcón donde cayó y murió en el acto. Samuel bajó rapidamente dando gritos y llanto tanto que todos los vecinos salieron a la calle, a lo que tras preguntarle les indicó que con mucha alegría vio que llegaba su compadre a su casa pero que una mala maniobra había caído del caballo y que vió desde la ventana como cayó del animal.

Tras esta segunda muerte el pueblo estaba convencido que en esa casa había una maldición.

Samuel no se separó nunca de la viuda quienes vivían como familia ella trabajando en la tienda y el haciendo trabajar la hacienda de Chamancalla en Anta, pero todo el pueblo los miraba con ojos extraños poniéndole apodos en quechua como: "Supaipa manun" (deudor del demonio), "jhatun juchasapa" (gran pecador), "quijchu machu" (viejo asqueroso) y otros que le lanzaban cada vez que lo veían en la calle.

Una mañana del mes de mayo, mucha gente se arremolinaban cerca a la puerta de la casa de Vitoque, se decía que durante cuatro días nadia había abierto la puerta de la casa y que la tienda también había permanecido cerrada durante esos días, y un hedor espantoso salía de la casa. El Juez de aquel entonces Don Pedro Calancha ordenó abrir las puertas a fuerza para ver lo sucedido, allanaron la casa y al entrar a la alcoba el hedor era mucho peor, una espeluznante escena la habitación llena de humo rojizo y sobre la cama los cuerpos descompuestos de un varón y una mujer, sobre la silla las ropas del niño pero ningún cuerpo.

Los que pudieron entrar a la alcoba aterrorizados vieron encima de la cabecera de la cama la inscripción hecha con sangre, la leyeron tartamudeando de miedo:

"El pecado que más irrita a la justicia divina y hace estremecer al infierno, es el adulterio entre compadres". Un sacerdote practicó exorcismos en la casa, los vecinos tuvieron que hacer comunión de desagravio por aquel espeluznante crimen bautizando el Cusco entero a esta callejuela con el nombre del Callejón Maldito, nombre que ostentó hasta el terremoto de 1950 cuando se le cambió de nombre por el de la Calle Vitoque

Adaptación de la tradición "Callejón Maldito" de Tradiciones Cusqueñas de Angel Carreño.











Comentarios

  1. necesito mas informacion por favor !

    ResponderEliminar
  2. Saludos prometo actualizar más el tema a profundidad ya tengo la información necesaria e iba curiosamente a hacerlo en estos días... Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  3. Estimado usted tienen muy buenas fuentes ir me hacen confiar en sus relayos,

    Hay un tema que de un tiempo. Est ñrye est empezando. Preocupe en esta zona , en Av. Baja , Calle chaparro, y est calle Bitoque y es el incremento de una colonia israelita y sus prácticas tan preocupantes hacia los vecinos que buscan la buenas costumbres , este lugar parece un zona roja para estos soldados Judíos, .En la que sus deseos más perversos pueden ser realizados y son hechos realidad por los propietarios de esta serie de hostales que existen ahí.

    Si usted tiene o puede conseguir información sobre este serie de conductas ir se realizan sin impunidad y más bien protección , ir ni caso a los reclamos de los vecinos se tiene .

    Podríamos cambiar la imagen de este lugar que ya de por sí tiene.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos Ricardo, no lo sabía, se que hay muchos Israelitas en la Zona también he visto judíos ortodoxos estos que usan sombrero y trenzas a los costados del rostro en la Calle Meloc, se que ellos tienen códigos escritos en hebreo que colocan en las puertas y umbrales de los negocios que indican si son negocios judíos e incluso un código usado para saber donde comer barato o donde nunca entrar con símbolos y letras en su lengua. Esta historia que mencionas no la tenía presente pero si es algo preocupante y que quizás no se conoce mucho, gracias por mencionarlo sería interesante averiguar más acerca del tema... Saludos

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

De los nombres de los portales de la plaza de armas del Cusco

Canalización Inca del Rio Sapi

INFORMACIÓN SOBRE EL TEMPLO DE LA ALMUDENA CUSCO