Historia de la Calle Ceniza


Se dice que esta calle no tenía nombre hasta después de la peste del año 1719, la misma que causo la muerte de 90 personas cada día, sin que nadie supiera el origen de la enfermedad y sin poder determinar su causa.

Dice una tradición que una de las beatonas que vivían en una de las casas de la calle, sugirió a los vecinos que pidiesen de los sacristanes de los templos los restos de hostias pasadas quemadas, palmas de los domingos de ramos y aceite consagrado los jueves santos, cuya mezcla emplean los sacerdotes lo miércoles de ceniza, y que con esta mezcla dibujaran dos cruces en cada puerta para poder liberarse del contagio de la peste. Dicho esto los vecinos hicieron esto librándose del contagio. Se dice que cada día echaban cenizas a los charcos de sangre  que por la boca y la nariz arrojaban los transeúntes enfermos por la peste, algunos de los cuales caían de bruces rogando socorro.

Desde entonces se llama la Calle Ceniza. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

De los nombres de los portales de la plaza de armas del Cusco

INFORMACIÓN SOBRE EL TEMPLO DE LA ALMUDENA CUSCO

Historias sobre el abandonado Hotel de Turistas del Cusco

Canalización Inca del Rio Sapi

La tradición de los 12 platos de Semana Santa en el Cusco

Pachacamac Cardal Cerro Pan de Azucar

Análisis Técnico Financiero sobre el tema del Aeropuerto Internacional de Chinchero

Proyecto del Parque Metropolitano del Cusco

El arco de Santa Clara