viernes, 28 de octubre de 2016

El mito del torito de Pucará



Se dice que en Pukara localidad del Departamento de Puno, se registraba hace mucho tiempo una sequía muy prolongada, ya no había agua, se estaban secando los pozos. Entonces cierto día a un campesino Indígena se le ocurrió hacer una ofrenda de sacrificio al Dios Pachakamaq, deicidio subir al peñón de Pukara, llevando consigo un toro y de esa manera hacer sus peticiones de lluvia. El toro que llevaba parecía adivinar que algo le pasaría y se resistía a subir con su amo. Ya estando arriba, el toro el toro quiso sobarse en el peñón, logró hincar con su cuerno la roca. Y asombrosamente brotó agua, tanta agua que el pueblo pudo sobrevivir. La población asombrada por el milagro admiró mucho al toro. A partir de ese entonces el toro constituyó un elemento ritual utilizando en la marcación del ganado. Esto provocó la inspiración de artesanos alfareros, que en un inicio fue símbolo de ceremonias, y ahora le atribuyeron poder de protección, cuando es colocada en los techos de las viviendas.

(Texto original de Edilburgo Castillo).

Los toritos de Pucará son colocados en los techos de las casas de la sierra del Perú para que puedan ser más resistentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Poco conocida ... Iglesia de La Recoleta del Cusco

Aunque poco conocida y quizás poco relevante para el turismo acostumbrado a visitar los templos mayores de la ciudad imperial, más allá de...