7 nombres de calles coloniales del Cusco que comienzan con el número Siete (7 VECES 7)

El Cusco es una ciudad peculiar y única en el mundo tanto por su pasado Inca como por su mestizaje tanto cultural como arquitectónico, algunas de esas peculiaridades están también plasmadas en los curiosos nombres de sus Calles.

Siete son las calles coloniales en el Cusco que están relacionadas con ese número, parece no ser casualidad que son siete son los pecados capitales así como siete los brazos del candelero que estaba en el templo judío que representaba al Dios hebreo, siete sacramentos, desde siempre el número siete a estado relacionado con lo divino, a continuación hago un interesante análisis de la historia de cada una de estas antiguas siete calles del Cusco.


I) Calle 7 Diablitos

Comienzo este preriplo por las calles más singulares del Cusco por la famosa Calle de "Siete Diablitos".

Calle ubicada en el barrio de San Blas antiguo barrio Inca de Tokocachi, es la continuación de la Calle Kiskapata, debe su nombre a que en la época de la colonia este callejón que es ancho en su inicio, se estrecha tanto que parece sugerir e invitar tanto al amor como al pecado y dado que en la colonia muchas parejas de amantes parecían perderse entre su callejón para pecar (motivo que alarmó a los clérigos de aquel entonces), fue bautizado como la calle de los 7 diablitos posiblemente relacionado también con los siete pecados capitales.



II) Calle 7 Angelitos

Esta Calle es transversal a la Calle Siete Diablitos y parece guardar estrecha relación de su nombre precisamente a la anterior, ubicada también en el mismo barrio, debe su nombre a que fue mandado pintar en la segunda casa de la Calle las caras de siete angelitos en las tejas los mismos que existen hasta la actualidad, la tradición de aquel entonces parece indicar que dicha orden la dio Blas de Bobadilla que era un ferviente religioso y vivía en esta calle.







III) Calle 7 Borreguitos

Esta Calle comunica la Huaca de Sapantiana en San Blas con el barrio de San Cristobal y la Calle Pumacurco, era conocido también como el "El callejón de los borreguitos" calle por la que bajaban personas a lavar trapos y canastas en la parte alta de Sapantiana por donde pasa el río Tullumayo, guiando a sus borreguitos de crianza llevados a abrevar.

En la actualidad por estas calles bajan aveces camellidos llamas y alpacas que llevan al templo de San Cristobal para que los turistas puedan tomar fotos de las mujeres con sus trajes típicos y las niñas que llevan en sus espaldas crías de ovejas, aveces aunque muy rara vez bajan también algunos burritos como el que se puede apreciar en esta foto.

Con el devenir de los años cambió su nombre a Calle Siete Borreguitos debido posiblemente a la cercanía de las Calles Sambleñas de Siete Diablitos y Siete Angelitos.



IV) Calle 7 Culebras

Es una de las calles más lindas del Cusco un callejón en realidad que separaba el seminario de San Antonio Abad del Beaterio de las Nazarenas, existe un arco de origen colonial que indicaba los antiguos límites entre el Cusco español y el Cusco indígena (limite con la parroquia de San Blas), dado que en la colonia los barrios de naturales estaban separados de los barrios de españoles, esta calle era el Amaru Qhata calle que colindaba con la escuela de amautas del Cusco en la época Inca o Yachay Huasi (Casa del conocimiento o del saber) y que tiene como característica 14 serpientes en los muros Incas de las cuales siete dan hacia esta calle.





V) Calle 7 Cuartones

Esta Calle se encuentra subiendo desde la Calle Sapi con la esquina de la Calle Tigre, donde se encuentra el convento de Santa Teresa y la casona Silvaq o caso de Silva y el parque de la madre, la característica es que existían 7 largueros de piedra alineados de trecho en trecho, hoy no queda más que uno.



Alguna vez existieron 7 cuartones de piedra entre esa Calle y la Calle Sapi en el Claustro de Santa Teresa.



Uno de los cuartones de piedra que es el único que existe, queda en la Calle Sapi casi esquina con 7 cuartones.



VI) Calle 7 Ventanas

Se encuentra en el Barrio de San Blas y es el punto de acceso al barrio cuando uno lo visita en automóvil, el templo Agustino estuvo muy cerca a esta calle quedando una casa colonial de 7 ventanas a la espalda del altar mayor de este templo colonial.

La calle siete ventanas debe su nombre a que antes de la destrucción del templo Agustino del Cusco hubo una casa de estudios de ese convento que tenía 4 ventanas grandes y tres ventanas pequeñas.




VII) Calle 7 Mascarones

Es un pequeño callejón ubicado entre la Almudena y Santiago donde vivió un fundador español de apellido Mascareñas que tenía 6 hijos y que forjaban piezas convexas de bronce con cariátides que se usaban para las puertas de las iglesias, clavos para puertas de calle, campanas, etc.

En la actualidad esta calle está sumamente descuidada y ha caído en el olvido pero no pierde todavía el nombre ni la historia que ha contemplado.



Existió además una calle colonial con el número 7 lo cual implica que serían 8 las calles con relacionadas a este número pero con el devenir del tiempo ha cambiado su nombre pero igual lo mencionamos.

* Calle 7 Cajones

Esta calle cambió de nombre a Mantas pero se llamaba así 7 cajones o calle de cajonerías por las pequeñas tiendas que se encontraban abastecidas por Diego Sillerigo, dicho comerciante fue el que puso a la venta las famosas mantas de vapor de seda, el nombre de la Calle Mantas fue conocido desde el año 1744

Comentarios

Entradas populares de este blog

De los nombres de los portales de la plaza de armas del Cusco

Canalización Inca del Rio Sapi

INFORMACIÓN SOBRE EL TEMPLO DE LA ALMUDENA CUSCO