martes, 31 de enero de 2017

La fuerte ola de calor en Lima y la sensación térmica

Que duda cabe que los efectos del calentamiento global en el mundo entero son más que evidentes así como que cada año los termómetros marquen al menos un grado más que el anterior, en estos días en Lima hemos visto como el verano se ha adelantado llegando en Enero hasta los 30° C y con las previsiones de hasta 37 a 40° C de sensación térmica, temperaturas que solo se habían registrado en el fenómeno del niño en el 98 (las del mes de Enero).

En resumen los expertos nos dicen que no hay niño pero como se sintiera así, deslizamientos y huaycos en la sierra, carreteras cerradas, falta de agua por una fuerte sequía al inicio de Enero al exceso de lluvias en Febrero que han ocasionado el cierre temporal de la Atarjea, la planta de tratamiento de Lima por presencia de arboles, piedras y barro producto de las lluvias torrenciales generadas por la evaporación del agua de la costa frente a Lima. Pensar en racionamiento de agua en pleno verano en Lima con temperaturas tan altas parece una locura.

Todo esto aunado a que Lima ha roto los records de las ciudades más cálidas del Perú ya que en las noches a alcanzado los 23 a 24 ° C superando a Piura o Iquitos o Pucallpa todo un record histórico.

La sensación térmica tiene que ver con el calor que se siente a razón de que en Lima en Verano estamos a una humedad relativa de cerca al 97% es por ello que la sensación generalmente es mayor a lo que marcan los termómetros, realmente el verano más sofocante que me ha tocado soportar en la capital del Perú del que yo tenga memoria.

Se hace evidente la necesidad de tomar varias duchas al día así como de ingerir gran cantidad de líquidos y bebidas heladas para palear este clima adverso en una ciudad ubicada en el desierto de la Costa del Perú y donde el agua es un recurso que apenas alcanza para los casi 10 000 000  de habitantes.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Poco conocida ... Iglesia de La Recoleta del Cusco

Aunque poco conocida y quizás poco relevante para el turismo acostumbrado a visitar los templos mayores de la ciudad imperial, más allá de...