martes, 11 de febrero de 2014

Hiram Bingham y la historia de el descubrimiento arqueológico del Siglo XX


En Cusco quizá más que en ninguna parte del mundo hay persona más detestada que Hiram Bingham, conocido universalmente como el descubridor de Machu Picchu, no solo por que la Universidad de Yale se llevó más de 5000 piezas de la ciudadela con rumbo a los USA muchas de ellas para no volver jamás sino por una necesidad de tener figuras peruanas y por que no cusqueñas. Después de más de 100 años empieza a conocerse la historia y a develarse la verdad, hoy sabemos a casi con certeza que Machu Picchu fue descubierta por Agustín Lizarraga en 1902, Lizarraga cusqueño de nacimiento y agricultor habría descubierto las ruinas en su afán de expandir sus tierras de cultivo, y habiendo dejado su nombre inscrito en con la fecha en el lugar mismo hecho que al parecer fue corroborado por el propio Bingham.

La verdad de las cosas es que la verdadera expedición arqueológica llegó con Bingham desde USA con el auspicio de la National Geographic, aunque Bingham no era arqueólogo vino con un equipo de estudiosos y dotado de cámaras moderna para la época, las primeras cámaras con vistas panorámicas del mundo, el hecho es que posiblemente Machu Picchu nunca hubiese tenido como descubrimiento toda la propaganda y marketing que le dio la National Geographic al que llamó el descubrimiento arqueológico del siglo, presentando a Bingham su patrocinado como el gran descubridor.

Quizás hoy Machu Picchu no tendría el carácter icónico que hoy tiene en el mundo y sobre todo de la comunidad científica, como la ciudad inca que permaneció perdida en la selva sin haber sido destruida por los invasores españoles.

En Perú pueden haber ciudades del pasado como Chan Chan, Kuelap o el propio Cusco pero solo hay una ciudad con el esplendor y el aire de maravilloso descubrimiento como lo es Machu Picchu, podrán existir restos como Pisac u Ollantaytambo o el propio y hermosos Choquequirao pero solo existe una maravilla en la mente del mundo del siglo XX y el contemporaneo y esa huella nésica la ha creado nada menos que la mítica y majestuosa maravilla del mundo la "montaña vieja" el Machu Picchu.


Permiso otorgado a Bingham para realizar viaje de estudios de la época


Manuscritos con dibujos originales de Bingham

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Poco conocida ... Iglesia de La Recoleta del Cusco

Aunque poco conocida y quizás poco relevante para el turismo acostumbrado a visitar los templos mayores de la ciudad imperial, más allá de...