Cuando el presente no está a la altura del pasado

Cusco es una ciudad como pocas en el mundo por su pasado e historia pero es una pena lo que la falta de planificación, la mala regulación y la ausencia de control adecuado le esta haciendo a esta ciudad.

La municipalidad del Cusco por desgracia no tiene un adecuado manejo ni visión que le permita poder vigilar la clase de construcciones que se realizan en la ciudad, en el Cusco moderno el que está más allá de los linderos de su casco histórico no se construye sino que se está destruyendo la ciudad.

Lo moderno no pasa de ser un ejemplo de la parafernalia de la incompetencia y la ineptitud de sus autoridades.

Parte de la problemática de la regulación de que se va construir y que es lo que se termina construyendo es que no hay una buena normatividad que preserve la calidad de lo que se va construir no solamente en términos de materiales y dimensiones sino como debería ser en términos de unidad arquitectónica y principalmente buen gusto. Por desgracia adolecemos de ambos. En pocas palabras la normatividad casi no existe y tan solo estipula temas demasiado básicos como las dimensiones y los materiales de manera muy primigenia. Se presentan planos y representaciones en 3D de lo que se supone se va construir pero dada la ausencia total de fiscalización y control las constructoras terminan haciendo lo que les viene en gana, y no solo en lo estético sino también realizando cambios estructurales que pueden más adelante ser causantes de desastres en casos de incendios o sismos.

La estética y la arquitectura no son al parecer temas de importancia para nuestras autoridades es por ello que vemos los esperpentos arquitectónicos que tenemos en el hoy Cusco moderno edificios espantosos y hasta con fallas estructurales.

No pretendo demoler públicamente a nadie con estas palabras, ni mucho menos el buen nombre de una institución o casa de estudios que nace en Cusco como lo es la Universidad Austral pero los responsables de obras de tan poca monta y poco profesionalismo como los que son responsables de este edificio creo yo que deberían estar en el ojo de la tormenta de la colectividad.

Esta edificación se construye en plena Avenida la Cultura y tiene nada menos que diez pisos de mal gusto arquitectónico, para hacer edificios que son rectángulos cubiertos de vidrio barato creo que no necesitaban más que sus fichas de LEGO para hacer un cubo con ellos. Que poca seriedad que poco profesionalismo y sobre todo que poca fiscalización por parte de la Municipalidad del Cusco.


Este es el edificio que la Municipalidad del Cusco aprobó


Esto es finalmente lo que se construye

Foto de Inti Barreto

Amargamente tenemos que decir que el Cusco se ha convertido de un tiempo a esta parte en una ciudad con edificios horribles, no hay buen manejo de parques y áreas verdes, y si le preguntamos a cualquier ciudadano de a pié que es mobiliario urbano nos daremos cuenta que nisiquiera conocer el término.

El Cusco carece de líderes visionarios que puedan normar, fiscalizar y evitar tipos de irregularidades como esta, es una pena que hayamos hecho del Cusco moderno una ciudad tan fea, tan descuidada y tan horrorosa que no va de la mano con lo que es su arquitectura en su centro histórico, podemos decir que hoy en día Cusco es tan feo como cualquier ciudad del Perú con los mimos problemas con la misma falta de planificación y donde simplemente se refleja el caos de lo que es el país en la actualidad.



Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

De los nombres de los portales de la plaza de armas del Cusco

INFORMACIÓN SOBRE EL TEMPLO DE LA ALMUDENA CUSCO

Historias sobre el abandonado Hotel de Turistas del Cusco

La tradición de los 12 platos de Semana Santa en el Cusco

Canalización Inca del Rio Sapi

Pachacamac Cardal Cerro Pan de Azucar

Proyecto del Parque Metropolitano del Cusco

La procesión del Lunes Santo en el Cusco y la tradición del Taytacha de los Temblores

El arco de Santa Clara